La nueva aventura de Gram en Jardines de España

Mi mágico lunes en Jardines de España

Hoy os presento mi nueva aventura, como ya sabéis me encuentro en la Fundación Jardines de España. Lo primero que encontré cuando llegué allí fue un recibimiento INCREÍBLE, pues contaron mi historia y estaban super ilusionados, tanto como yo. Yo también quería conocerlo un poco, así que empezaron a contar lo que habían hecho durante el finde… Todo lo que habían comido, las actividades que habían hecho y también como era su centro. Después nos pusimos a trabajar, realizamos el puzle que veis en la foto anterior. Trataba del 1 al 10, primero lo pintamos, después lo recortamos y por último, lo pegamos en una cartulina. ¿Sabéis lo mejor? Trabajamos en equipo y cuando acabamos nos dimos miles de besos y abrazos y tomamos un almuerzo en condiciones.

¿Queréis saber otra cosa que me pasó? Casi me da un infarto… Me llevaron al gimnasio  y se colocaron  todos en medio círculo, de pronto, viene un asistente de cuatro patas, si, sí lo que veis… Se trataba de un perro precioso al que llamaban «Puntito». Me colocaron en una cosa alta y negra de cuatro patas también, que llamaron silla y me dijeron:

-«¡Gran no temas! vamos a jugar contigo y con Puntito» 

De repente, me quitaron  los ojos y la boca y lo guardan en una mochila que llevaba Puntito. Al principio estaba preocupado pero en seguida me colocaron un ojo. Ya pude ver como todos gritaban de alegría y descubrí el juego tan bonito que habían creado conmigo. Continuó la sesión con más juegos como el túnel o algo así lo llamaron, consistía en abrir las piernas todos en fila y Puntito pasaba por debajo, como yo soy tan pequeño me ayudo un chico. Así descubrí lo bien que trabajaba Puntito con los chicos y chicas de Jardines de España y lo beneficioso que era para estos chicos y chicas estas actividades. ¡!Una pasada!

Puntito me llevó de paseo

Después, subimos  a la sala de la «tele» o algo así, era increíble un cuadrado de imágenes y sonido. Nos lavamos las manos para comer, ese día tocaban unas bolitas verdes, llamadas guisantes, un filete de ternera  y mandarinas. ¡Todo muy rico!
Después de comer nos entró un poco de sueño, Begoña me explicó que el cuerpo comienza a hacer la digestión y por eso sientes más cansancio. Descansamos un rato y llegó la tarde de baile, tocaba zumba, a mover el esqueleto, así que bailé y bailé sin parar, tanto que acabé agotado.

El martes de Carnaval y teatro

El martes es el segundo día de la semana y en Jardines de España empezaron con las rutinas diarias del grupo. Todos llegan, se quitan los abrigo y se ponen la bata. Igual que en la clase de Sara, Begoña hace la asamblea, aunque aquí no cantan tanto, pues son más mayores y consiste en poner la fecha y decirse halagos y palabras bonitas, ¿sabéis que dijeron sobre mí? Que soy alegre y muy muy suave. Después realizamos el menú del día, nos tocó comer cocido, yo no tenía ni idea de lo que era… Me han explicado una comida típica de  Madrid. Raquel es la encargada de ayudarnos a hacer el menú y después va por todo el centro explicando a cada uno el menú del día… ¡Qué divertido y qué cansado!

Comenzamos a trabajar mucho, hicimos un arlequín de colores, trabajamos con puzles, donde conocí a una chica muy simpática. Trabajamos por parejas para poner en práctica la comunicación. Más tarde, apareció  Begoña con un montón de caras, manos bocas de mil colores y tuvimos que ir pegándolas para formar una máscara. ¡Qué divertido! Mirar como quedaron…

Por la tarde, ensayamos teatro con Raquel y después… Begoña tenía una sorpresa preparada, ¿queréis saber cual es?

Begoña me llevó a su casa, fuimos en tren, estaba hasta arriba de gente, así que no pudimos sentarnos. Por fin llegamos a su casa y fue increíble. Después de todo el día de trabajo, Bego siguió con energía y alegría, tiene dos hijos maravillosos llamados Víctor y Rubén, les ayudamos a hacer sus deberes y les enseñamos a crear las super máscaras de manos. ¿Sabéis que ocurrió? Ellos nos enseñaron a hacer máscaras con plastilina y aquí aprendí algo maravilloso

«Compartir tus conocimiento es una de las cosas más maravillosa del mundo»

Para acabar el martes, los chicos y yo estuvimos viendo un partido de fútbol, jugaba el Real Madrid o algo así me dijeron, pronto llegó la hora de hacer la cena y, ¿sabéis lo que pasó? Begoña me enseñó a hacer la cena, cociné chuletas de Sajonia con patatas fritas y de postre… ummm copa de chocolate… ¡Delicioso!

Gram, el chef

A las 20:30h nos fuimos a la cama, pues el día es muy largo y está lleno de aventuras.

Miércoles de alegría

Hoy, he vuelto al centro con Begoña, hemos empezado el día con las rutinas diarias. Luego hemos hecho la dinámica de halagos y conversación donde nos contamos que hemos cenado, como hemos dormido y por último el menú del día, hoy hemos tenido arroz tres delicias,  merluza al horno y  manzana. He conocido a las cocineras, ¡qué bien cocinan! 

Para empezar, hemos hecho el mural de la primavera con témperas, ceras… Estamos preparándonos para esta estación tan bonita, iremos pegando manualidades relacionadas con ella. Me han estado contando un montón de cosas relacionadas con la estación de las flores. ¡Ha molado un montón!

Hemos terminado las máscaras de ayer y han quedado chulísimas. Esta tarde nos han tocado juegos de mesa y he aprendido a jugar al bingo, ¡qué bien me lo he pasado! Ya me despido que estoy agotado, prontito os contaré más historias.

Un grandísimo abrazo de vuestro amigo Gram

♥ Comparte y te estaré agradecida ♥

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sígueme!

Sobre mí

Hola. Soy Sara, tengo 29 años y soy maestra en Educación Primaria especializada en Pedagogía Terapéutica 😊

¡No te pierdas nada!

Introduce tu email para seguir este blog y recibir las nuevas publicaciones en tu correo

.