El viaje de Gram comienza en Fundación Cisen

Algunos ya me conocéis, para los que no, me presento. Me llamo Gram y vengo de Creatilus, un lugar oculto en las profundidades del fondo marino… El mismísimo Universo me ha encargado una misión, pero no una fácil, no, sino la misión más difícil de todas las misiones existentes, DEBO CAMBIAR EL MUNDO…

Para hacerlo, tengo que conoceros, así que tengo que viajar por miles de lugares… ya he empezado y ¿sabéis que? Hay dos niños que se han encaprichado tanto conmigo que no quieren soltarme… pero empezaré a contaros mi primera parada desde el principio.

Toda esa gente que me abraza son algunos de los profes de Fundación Cisen, allí es donde Sara trabaja. Se trata de un colegio muy divertido donde de unos simples cartones montan un oso polar, un mundo de cuentos o hasta una mismísima jirafa de tamaño real. ¡Es una pasada!

Es un colegio de Educación Especial, es pequeñito pero muy acogedor, estoy sintiendo mucho cariño allí y eso que no he parado. El lunes cuando llegué hicimos la asamblea y ahí me enteré de todo mi día, yo siempre voy con Sara, me está enseñando las aulas y presentándome a todos los niños y niñas de este super cole.

Su clase es la de Infantil y me han enseñado una cosa que los humanos llaman vocales, me las he aprendido todas, mirar A, E, I, O ,U, ¿sabéis como? ¡fue divertidísimo! Primero repartieron unas tarjetas y después instrumentos de música, a mi me toco el xilófono… Sara sacó las fichas con las vocales y empezó a preguntar «¿Cuál es esta letrita?», entonces teníamos que responder con un toque a nuestro instrumento y el sonido de la vocal… ¡Me encantó! Mirar que bien lo hago…

Gram aprende las vocales
Tomando el almuerzo

Hicimos millones de cosas divertidas pero también hubo tiempo para tomar algo de almuerzo, como yo no me sé la rutina, no lleve nada de comer, así que hubo un pequeño que me dio un trocito de su bocata y es que para cambiar el mundo, hay que empezar por compartir y aquí lo hacen muy bien. Mira, mira…

En esta clase me siento muy bien, me enseñaron a mezclar colores con azúcar para pintar y tocarlo con mis propias manos, al principio pensé que era asqueroso pero me encantó. También me hicieron un moño super chulo, pues me explicaron que con el pelo en la cara no se puede trabajar bien porque sufre mucho nuestra vista.

Por la tarde, subí a la clase de los más mayores. Allí hacen talleres de cerámica y aprenden a vivir y llevar un hogar.Hacen la cama, ponen lavadoras, planchan, aprenden a cocinar, limpian los cristales y muchas cosas más… Se preparan para la vida, van a hacer la compra y aprenden a utilizar los medios de transporte y respetar las normas de circulación. Además aprenden algo que llaman habilidades sociales, vamos o lo que es lo mismo, ser agradable y educado con los demás, así somos en Creatilus… Además hacen un taller de lectura creativa. ¿Adivináis quién fue la creatividad ese día?

Yo mismo fui la musa de la creatividad, tenían que leer partes del cuerpo, descubrir si las tenía y colocarlas. Después hacer una frase con cada una de ellas, no os imagináis que apuro cuando llegaron al culete. ¡Me salieron los colores! Estos chicos y chicas son súper creativos, se inventaron cada cosa sobre mí y mi cuerpo que me subieron el ego para varios días, no sabía que podía gustar tanto…

Leo con Gram

Después de un lunes tan genial, hoy me esperaba un día maravilloso y yo no lo sabía, he ido de excursión, y no a cualquier excursión… a una realmente increíble. Hemos estado en las Jornadas Acuáticas de Hortaleza con otros coles de Educción Especial.

Gram se va de excursión

Hemos pasado un día fabuloso bañándonos, tirándonos por los toboganes y jugando. Una nena del cole me ha dejado sus gafas de buceo, he podido bañarme y bucear y, ¿sabéis lo que he descubierto? Muchos niños y niñas de estos colegios se sienten genial en el agua, pues Sara me ha explicado que las personas con movilidad reducida pueden moverse dentro del agua con mayor facilidad, eso les da mayor autonomía y seguridad en si mismos y es MARAVILLOSO.

Gram va a la piscina

Después de disfrutar de la piscina, hemos vuelto al cole para comer. Llegamos moribundos, tanto nadar cansa mucho pero he descubierto personas maravillosas en estos primeros días.

Para acabar contaros que hoy me han «secuestrado», no estoy escribiendo desde Fundación Cisen. Un niño de la clase de Sara me tiene en su casa, no quiere soltarme y sólo quiere estar conmigo. Y es que otra de las cosas con las que cambiaré el mundo es con MUCHO AMOR, y de eso estoy ahora mismo repleto.

Muchas gracias a todos por seguir mi viaje, recordar suscribiros a este blog, seguir mi hastag #elviajedegram y la cuenta @maestra_saritea de Instagram para seguir mis aventuras.

¡Buenas noches familia! Compartir para que llegue muy lejos.

Atentamente Gram

♥ Comparte y te estaré agradecida ♥

2 Comentarios

  1. Alba

    Simplemente maravilloso❤❤deseando que llegue Gram a casa🤩

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Sígueme!

Sobre mí

Hola. Soy Sara, tengo 29 años y soy maestra en Educación Primaria especializada en Pedagogía Terapéutica 😊

¡No te pierdas nada!

Introduce tu email para seguir este blog y recibir las nuevas publicaciones en tu correo

.